Febrero 2019 — Su gran amor

Febrero 2019 — Su gran amor

Decoraciones

Como se trata de una fiesta del Día de San Valentín, decora las mesas con manteles, servilletas y platos de color rosado y negro. Coloca pequeños recipientes con un surtido de golosinas de sabor agrio sobre cada una de las mesas. Algunos ejemplos: dulces en forma de corazón con mensajes de amor, ositos de gominola (gummy bears) y paletas/chupetines de sabor agrio. Sobre otra mesa, cerca de donde las participantes van a compartir el devocional, coloca un surtido de golosinas dulces para que las participantes las disfruten después del devocional. Usa esto como ilustración de cómo es el dulce amor de Dios para con nosotros y cómo nosotras debemos reflejar su amor a ojos de los demás. “Porque para Dios nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden” (2 Cor. 2:15).

Juegos

  1. ADIVINA EL NOMBRE DE LA CANCIÓN ROMÁNTICA
    Imprime versos de canciones románticas e invita a las participantes a adivinar el título de esas canciones. O bien, pon a tocar pasajes de las canciones y otorga puntos por adivinar correctamente el título de la canción y el nombre del intérprete.

    • Sugerencias de canciones románticas (Todas disponibles en YouTube®)
    • Amor, amor, amor por Julio Iglesias
    • Como es grande mi amor por ti por Roberto Carlos
    • Amar y querer por José José
    • Yo soy aquel por Raphael
    • Contigo aprendí por Luis Miguel
    • Un gato en la oscuridad por Roberto Carlos
    • Te amo por Franco de Vita
    • Como yo te amé por Luis Miguel
    • Te quiero por José Luis Perales
  2. COMPETENCIA DEL ROMPECABEZAS DE CORAZÓN
    Recorta un pedazo grande de cartulina en la forma de un corazón y luego corta el corazón en varias piezas de rompecabezas. Coloca un rompecabezas en cada mesa previo al inicio del programa. Haz que los equipos en cada mesa compitan para ver quién logra armar primero el corazón destrozado.
  3. ADIVINA LA MALA CITA ROMÁNTICA
    Diles a las integrantes del programa que redacten en una ficha de cartulina una breve descripción de la peor cita romántica que hayan tenido. Recoge las fichas y haz que las mujeres se turnen tomando una ficha, leyéndola en voz alta y tratando de adivinar a quién le pertenece.
  4. CHARADAS CON GOLOSINAS DEL DÍA DE SAN VALENTÍN.
    Diles a las jugadoras que saquen un dulce en forma de corazón con un mensaje de amor (conocidos en inglés como conversational candy heart) de un recipiente. Usando las reglas del juego de las charadas, deben expresar el mensaje escrito en el corazón solamente con gestos y mímica, sin pronunciar palabras.
  5. HISTORIA DEL DÍA DE SAN VALENTÍN
    Divide a las mujeres en grupos pequeños. Cada grupo debe idear una historia para luego compartirla con todo el grupo. Dales un tema en torno al cual deberán idear su historia. Algunas sugerencias podrían ser: “Ella me trató mal”; “La peor cita de mi vida”; “Vivieron felices para siempre—¡no!” Otra idea podría ser la de pedirles con antelación a varias de las mujeres que escriban una historia para que la compartan con el resto del grupo el día en que se realice el programa. Otorga un premio a la mejor historia.

Meriendas

Diles a las mujeres que traigan su postre favorito para que lo compartan con el grupo.

Un amor que nunca desfallece

El Día de San Valentín puede ser un momento difícil para muchas personas. Para algunas de ellas es un recordatorio de que no tienen a nadie con quien compartir ese día festivo. Para otras, es un recordatorio de las personas amadas que ya no están con ellos.

“Yo te amo”. Todas queremos escuchar esas tres palabras. Creíamos que en esas tres palabras hallaríamos consuelo, paz, fortaleza, aliento y aceptación. Algunas de nosotras estamos tan desesperadas por escuchar esas palabras que las buscamos en todos los lugares equivocados. ¿Por qué crees que hay tantas canciones de amor sobre relaciones de amor que no resultaron o que terminaron mal?

De lo que no nos dimos cuenta es que el amor buscado en los lugares equivocados no es un buen amor. Los corazones terminan quebrantados, los sentimientos heridos y la soledad se apodera de nuestros corazones. A menos que se sanen, esos corazones empiezan a endurecerse y a volverse duros como la piedra, con el resultado de que parece imposible toda posibilidad de sanación. Pero es en momentos como ésos que Dios se hace presente.

Donde los corazones están quebrantados, Dios los sana. Donde los sentimientos están heridos, Dios los cura. Donde hay soledad, Dios acompaña, lleva la paz y sobre todo hace sentir su amor incondicional. Como puedes ver, el amor de Dios es grande y bueno.

En el Salmo 107:1 leemos: “Den gracias a Dios, porque Él es bueno; su gran amor perdura para siempre”. Gran amor . . . para siempre. No sólo es bueno el amor de Dios, sino que, como nos dice este salmo, perdura para siempre. Al contrario de muchas cosas por las que hemos jugado nuestro corazón en nuestra vida, Dios es siempre fiel. No tenemos que andar como pies de plomo esperando que su amor se desvanezca. Este Día de San Valentín, a medida que reflexionamos sobre lo que el amor significa en nuestras vidas, recordemos el amor que nunca desfallece—el gran y fiel amor de Dios que perdura para siempre. ¿Qué ha hecho Dios por ti? ¿Conoces a alguien que necesite saber hoy acerca de Su amor?

Responde a

Tu email no será publicado