Marzo 2019 — Ella y yo … Mes de la Historia de la Mujer

Marzo 2019 — Ella y yo … Mes de la Historia de la Mujer

Decoraciones

Saca de la biblioteca libros sobre mujeres a lo largo de la historia y exhíbelos en el salón donde se reúnen. Baja del Internet e imprime fotos de mujeres históricas.

Para conocerte mejor

  1. ¿Qué mujer ha ejercido más que ninguna otra un impacto significativo en la historia humana? ¿Por qué?
  2. Nombra a una mujer que ha ejercido un impacto significativo en tu vida.
Amelia Earhart
Amelia Earhart y Evangeline Booth

Juego “¿Quién soy yo?”

  1. Yo fui una santa católica romana que lideró al ejército francés en numerosas victorias durante la Guerra de los Cien Años. ¿Quién soy yo? Juana de Arco
  2. En 1907, a la edad de 87 años, me convertí en la primera mujer en recibir la Orden al Mérito. ¿Quién soy yo? Florence Nightingale
  3. Yo fui la Primera Ministra de Gran Bretaña y se me conocía como “La Dama de Hierro”. ¿Quién soy yo? Margaret Thatcher
  4. Yo fui la primera piloto en cruzar el Océano Atlántico en 1928. ¿Quién soy yo? Amelia Earhart
  5. Yo fundé la Orden de las Misioneras de la Caridad, una congregación católica romana de mujeres dedicadas a ayudar a los pobres. Fui canonizada como Santa de Calcuta en 2016. ¿Quién soy yo? Madre Teresa
  6. Yo fui reconocida a nivel nacional como la “madre del movimiento moderno de los derechos civiles” en Estados Unidos. Me negué a dejarle mi asiento a un pasajero blanco en un autobús de Montgomery, Alabama, el primero de diciembre de 1955. ¿Quién soy yo? Rosa Parks
  7. Yo fui la esposa del 35º presidente de los Estados Unidos. Mi primera misión, como Primera Dama, fue transformar la Casa Blanca en un museo de historia y cultura estadounidense que inspirara patriotismo y servicio público en quienes la visitaran. ¿Quién soy yo? Jacqueline Kennedy Onassis
  8. En 1981, fui la primera mujer en servir como jueza en los 191 años de historia de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos. ¿Quién soy yo? Sandra Day O’Connor
  9. Mi familia y yo ayudamos a judíos a escapar del Holocausto perpetrado por los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial y salvamos casi 800 vidas. ¿Quién soy yo? Corrie ten Boom
  10. Yo era hija de William y Catherine y llegué a ser el cuarto General del Ejército de Salvación y la primera mujer en ser nombrada Generala. ¿Quién soy yo? Evangeline Booth

Vean el video sobre Evangeline Booth: https://www.youtube.com/watch?v=hxIoO574Dsw

Helen Keller
Helen Keller y Evangeline Booth

Cuando sea grande

Lean  Génesis 5:1-2.

¿Te acuerdas de haber dicho de niña: “Cuando sea grande, quiero ser (llena el espacio en blanco)”? En nuestro repaso de las mujeres a lo largo de la historia humana y el impacto que han tenido en el mundo, me pregunto ¿cuántas de nosotras se habrán dicho: “Cuando sea grande yo quiero ser Florence Nightingale, Amelia Earhart, Sandra Day O’Connor, o Evangeline Booth”? Estoy segura de que hay una mujer que ninguna de nosotras dijo que desearía ser cuando grande. Esa mujer es Eva, la Eva del libro de Génesis.

Sin embargo, tenemos que reconocer que Eva no empezó de la manera como la mayoría de nosotras la recordamos. Ella empezó su vida como creación de Dios, hecha a su imagen. En Génesis 1:27 leemos: “Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios”, y en Génesis 5:1 leemos: “Cuando Dios creó al ser humano, lo hizo a semejanza de Dios mismo”. Al igual que Eva, todas nosotras hemos sido creadas por Dios, nuestro Creador, y hechas a su imagen.

Hecha a su imagen—¿qué significa eso? Significa que desde el mismo comienzo fuimos hechas para reflejar lo que Dios es y su Gloria. Significa que desde el comienzo mismo tenemos el potencial de ser como Cristo. No tiene nada que ver con nuestra apariencia externa. Se trata más bien de la imagen o semejanza de nuestros corazones con la persona de Cristo.

Desde el principio, Dios nos hizo a su imagen y con buenos planes para nuestras vidas, pero como en el caso de Eva, también nosotras tenemos dos opciones de entre las que debemos elegir. Jeremías 29:11 declara: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes—afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”. Dios tiene un buen plan y no es su intención hacernos daño sino darnos una esperanza y un futuro a cada una de nosotras. Su primer plan es que lo conozcamos a Él como a nuestro Salvador personal que nos sustrae del pecado para que nos pueda usar para traer a otros a Él, sea en virtud de nuestra condición de maestros, enfermeras, ejecutivas empresariales o amas de casa. La pregunta es: ¿le darás a Él los derechos sobre tu corazón y tu vida? Sabemos que Eva estaba obsesionada por la necesidad de conocer lo que supuestamente era mejor para su vida que lo que Dios le tenía planeado desde el comienzo. Ella optó por no formar parte del plan de Dios y, en cambio, optó por decidir y vivir su propio plan. Ése era el plan del mundo. El plan de Satán y su tentación: “saber más, tener más”. Eva carecía de una relación personal profunda con Dios y carecía también de la capacidad para obedecerle con convicción. Es por eso que ella no alcanzó a desarrollar todo su potencial ni a cumplir el plan que Dios tenía preparado para ella desde el principio.

Vemos un contraste en Evangeline Booth, quien sí tenía una fe y obediencia inamovible en Dios. Otra mujer creada a imagen de Dios, pero que eligió muy temprano en su vida entregarse por completo y para siempre a Dios y a seguir su plan para su vida. ¡Vaya diferencia! ¡Qué legado tan auténticamente santo! Todo era una parte del plan de Dios desde el comienzo de la vida de Evangeline. Dios usó a Evangeline Booth para cambiar muchas vidas y sobre todo para ganar almas para Él.

Algunas de ustedes estarán pensando a estas alturas: “Yo jamás llegaré a ser alguien como Evangeline Booth”. No obstante, yo sé que Dios tiene un plan para cada una de ustedes. Ustedes han sido llamadas por Él y Él les ha provisto a cada una dones y talentos únicos. ¿Qué quieres que exprese tu vida? ¿Qué diferencia quieres ejercer en el mundo y en los demás? ¿De qué manera dejarás que Dios te use para su Gloria? No importa cuáles hayan sido las decisiones que tomaste en tu vida, si no has aceptado a Jesús en tu corazón, si te has apartado del Señor, o si te has comprometido sólo de manera parcial al plan del Señor para tu vida, sin duda que ahora y en todo momento puedes volver a tener un nuevo comienzo en tu vida. Puedes tener un nuevo comienzo con Jesús. Él tiene un buen plan para ti. ¿Quieres ser parte del plan de Dios para el futuro?

 

Responde a

Tu email no será publicado