Septiembre 2020 – Haz tu tarea

Septiembre 2020 – Haz tu tarea

Introducción

La Palabra de Dios nos provee todo lo que necesitamos saber acerca de cómo vivir una vida de santidad a imagen de Cristo en el mundo cada vez más cambiante de hoy. Este programa les recuerda a las mujeres sus primeros días de escuela y les enseña algunas reglas de vida básicas pero vitales para las mujeres cristianas.

Decoraciones

Prepare el salón de manera que parezca un salón de clases. Cubra las mesas con manteles amarillos o negros de modo que combine con el color de los lápices y los pizarrones. A modo de centros de mesa, apila varios cuadernos, lápices y materiales escolares, y corónalo todo con una manzana. Cuelga del techo pequeños aviones de papel hechos con hojas de los cuadernos. Prepare tarjetas de mesa con las palabras “bendiciones de la vuelta a clases” y colócalas sobre las mesas. Hay ejemplos de esto en Pinterest.

Meriendas

Coloque sobre la mesa pequeños recipientes o baldes llenos de meriendas amigables para niños, como gominolas o gummy worms (gusanos de libros), Smarties (sabelotodo), rodajas de manzana (manzana para la maestra). Haz letreros con los nombres de estas delicias escritos con tiza en pizarras pequeñas.

Ideas para el programas

Manualidad – Bendiciones del regreso a clases

Diles a las mujeres que escriban un versículo bíblico temático para dárselo a sus hijos en su regreso a clases. Imprima los versículos en papel de cartulina, y anime a las mujeres a adornarlos con bolígrafos de colores, joyas y pegatinas. Se puede enmarcar los versículos en pequeños y baratos marcos. Algunos versículos recomendados son: Filipenses 4:13, Efesios 5:1, 2 Timoteo 2:24, Proverbios 13:20, Salmos 121:1, 2.

Juegos

¿Qué hay de desayuno?

Recorte la parte frontal de cajas de cereales en 12 a 15 pedazos cada una y mételas en sus respectivas bolsitas de plástico. Las mujeres deben hacer coincidir las piezas hasta reconstituir la parte frontal de las respectivas cajas.

Lección de historia

Imprima en hojas de cartulina fotos de figuras históricas—presidentes, figuras de los derechos civiles, héroes de guerra. En hojas separadas, haz una lista del tiempo o lugar histórico asociado con esas figuras. Por ejemplo: Abraham Lincoln y la Guerra Civil. Trabajando en equipo, aliente a las mujeres a conectar la figura con el evento.

La bibliotecaria

En este juego, las mujeres compiten en equipos en la tarea de apilar 30 libros en orden alfabético. Deben trabajar en silencio porque la bibliotecaria las descalificará si llega a oír algún ruido.

Aviones de papel aterrizan en un cesto

Divide a las mujeres en 3 o 4 equipos y dales una pequeña resma de papel para carpetas. Deben trabajar en equipo para crear aviones de papel y hacerlos volar de manera que caigan en un cesto. El equipo que logre hacer caer el mayor número de aviones en el cesto será el ganador.

Charla de vieja escuela

Este juego les dará a las mujeres la oportunidad de rememorar y compartir historias de sus días escolares. Prepara una lista de preguntas relacionadas con la escuela. Por ejemplo: ¿Cuál fue tu profesor o profesora favorita? Comparte tu recuerdo favorito de un primer día de escuela. ¿Cuáles fueron tus materias favoritas y cuáles fueron las que menos te gustaron? ¿Qué querías ser cuando grande? Como en el juego de las sillas musicales, haz que se pasen el cesto de mano en mano y cuando la música se detenga, la mujer que tenga el cesto selecciona una pregunta. Después de responderla, se pueden devolver las preguntas al cesto. Si lo estimas oportuno, esa mujer puede salirse del juego.

  Las reglas

Lean Proverbios 4

La Biblia nos provee todas las reglas que necesitamos para vivir una vida cristiana. En Proverbios 4 tenemos una lista de estas reglas que nos guían en la dirección correcta. Tal como en el primer día de la escuela cuando se nos imparten las nuevas reglas que debemos cumplir, puede resultar un poco abrumador recordarlas y comprender exactamente cómo aplicarlas en nuestras vidas. Sin embargo, puede ser beneficioso considerar estos versículos como buenas herramientas de guía, en lugar de una lista de las cosas que hay y que no hay que hacer.

El autor de Proverbios 4 comienza este pasaje diciendo que también él fue un muchacho en la casa de su padre. Nos está hablando a partir de la experiencia. A menudo nos gusta contarle a la generación más joven cómo solían ser las cosas antes y cómo debieran serlo hoy. Estas palabras sabias se vuelven mucho más útiles cuando decimos que estuvimos ahí, que vivimos las mismas experiencias iniciáticas, las mismas dificultades y victorias que los niños siguen viviendo actualmente en la escuela. Este pasaje bíblico puede ser visto como un mensaje de aliento que un padre o madre le comunica a su hijo o hija antes de pasar a dejarlos a la escuela en su primer día de clases, pero también es aplicable a nuestras vidas en la actualidad.

Algunas de las instrucciones en Proverbios 4 son: presta atención (v.1), sigue las reglas (v. 4), sé listo y toma decisiones sabias (v. 5), haz lo que es correcto (v. 14), escucha con atención (v. 20), protege tu corazón (v. 23) y mantente enfocado (v. 25). A partir de estos versículos podemos crear nuestra propia lista de reglas a seguir en nuestra vida diaria, seguras de que estamos siguiendo el camino recto en cumplimiento de la voluntad de Dios para nuestras vidas. Ahora que los niños están regresando a clases y adaptándose a nuevas personas y entornos, sería bueno recordar las sencillas instrucciones que Dios nos ha dejado en Su Palabra. Apliquemos estas palabras de aliento a nuestras propias vidas y compartámoslas con aquellas personas que pudieran estar enfrentando sus propios desafíos.

Oren todas juntas como grupo por los niños que regresan a clases. Desafía a las mujeres a encontrar maneras de alentarlos en las próximas dos semanas.

 

Responde a

Tu email no será publicado